Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘América Latina’ Category

Hace mucho tiempo ya que se habla de un intento de Chávez de fomentar el nacionalismo de su desunido país mediante la forma que buscan todos los déspotas, que es mediante acción militar contra algún país más chico y débil, y son varios los hechos que nos hacen suponer que esto es más que una hipótesis paranoica.

La compra de armamento a Rusia, el entrenamiento de milicias, la “bolivarización” de las Fuerzas Armadas de Venezuela, la desestabilización de la región y los reclamos constantes de territorios a Guyana, hacen pensar en el cóctel que todo esto junto representa.

Ahora, por las dudas, el Presidente de Guyana, país que se independizó de Inglaterra en 1966, le ofrece a aquel país toda la Selva de Guyana (ese mismo lugar que Chávez quiere y por el que quiere pelear), a cambio de pasar a ser un país bajo el ala de la Reina, algo así como un protectorado de Gran Bretaña.

Ahora, supongamos que Inglaterra, país que tuvo muchas colonias en su momento, acepta esta propuesta no sólo por lo que representa en términos de recursos naturales esto, sino también porque sería tener una entrada y un punto de control e influencia en este pedazo de América, ¿Chávez se animaría a pelearse con Guyana, y ponerse a todo un imperio en serio en contra?, ¿no es Estados Unidos aliado incondicional de Inglaterra, y lo acompañaría en una guerra?, ¿los argentinos no sabemos lo que pasa cuando un loco le declara la guerra a un país de verdad, militarmente hablando, en pos de la unión nacional de los ciudadanos?

Tampoco hay que olvidar que el domingo es el Referéndum por la reforma de la pobre constitución venezolana, y que un NO masivo obligaría a Chávez a tomar otras medidas para eternizarse en el poder, sea desconociendo el triunfo o inventando algo extraño… pero al complejo panorama hay que darle tiempo, porque también es cierto que el SI, bien ganado o fraudulento, le daría “legitimidad” para hacer cualquier cosa…

No es que no quiera verlo humillado en su prepotencia, pero tampoco creo que sea tan imbécil como para pelearse con una de las potencias militares más importantes de la tierra, solamente para hacerse el malo o la víctima, aunque claro está que primero hay que ver si Inglaterra acepta esta tan interesante propuesta de Guyana, que va mucho más allá de lo económico.

Anuncios

Read Full Post »

Hoy se inició una campaña en la que todos los que suscriben van ahablar sobre un mismo temam, el mismo día. El tema de este año es el Medio Ambiente, y la idea es que todos hablen de lo mismo desde distintas ópticas, medianamente relacionando el tema con el contenido de cada blog.

Hoy en día el Medio Ambiente, la Defensa del Medio Ambiente y todo eso, más que una cruzada, una opción, o algo defendible es una ideología, una nueva forma de fanatizarse; es algo que la clase media y media-alta encontró para dejar de aburrirse después de los fiascos que fueron el comunismo en los ’50, el hippismo en los ’60, el Psicoanálisis en los ’70 y cuanta estupidez se puso de moda en el mundo.

Qué está pasando con el mundo, con las corrientes, glaciares, bosques y las especies que se extinguen a lo largo y ancho del planeta nadie lo sabe en realidad, pero por las dudas se forman paneles de expertos para defender posturas de ambos lados cada tanto, con el fin de dar a estas clases medias, progresitas como nadie, resultados distintos y muchas veces contradictorios, a los que no deberían arribar científicos analizando hechos, ya que ante los mismos hechos, la misma ciencia debería dar los mismos resultados.

En la Argentina la situación es más complicada y especialmente retorcida, porque un país que castiga a varios millones de personas que viven cerca del Riachuelo se envolvió como Bolocco en una bandera verde para de alguna forma intentar frenar un emprendimiento privado en Fray Bentos (eso es en Uruguay, o sea, en la jurisdicción de otro país), simplemente porque a un par de piqueteros chillones se les ocurrió, sin pruebas, sin ciencia, solamente por estupidez, que la planta iba a contaminar el Río Uruguay. Sobre este tema se ha hablado mucho, incluso se llegó a decir que el boicot fogoneado por el gobernador de Entre Ríos se debió simplemente a que en Uruguay no pedían la coima descomunal que se pedía en tierras de Busti, cosa que al caprichoso no le gustó.

Otro problema, un poco más grande y serio, es el de Greenpeace, PETA, ALF, y demás organizaciones eco-terroristas y eco-apocalípticas que se encargan de vender historias del fin del mundo a la población incauta consumidora de Página 12 sobre todo lo que no les gusta, siempre citando a diversos expertos que no logran convencer a la mayor parte de la comunidad científica internacional.

Quizás los más famosos sean los Tree-hugers de Greenpeace que se la pasan chillando sobre los árboles, que no se van a acabar, ya que hoy en día es cuánta mayor cantidad de árboles existe sobre la tierra, aunque ha cambiado su localización; y PETA, que violenta todo lo que pueda en una pseudo defensa sobre los animalitos a los que la gente trata mal según ellos, y que deberían vivir libres en nuetras ciudades (¿soy yo o alguien más notó la imbecilidad sin precedentes en eso?), obviamente PETA está detrás de muchas quemas a laboratorios, instalaciones médicas y demás, saboteando investigaciones que en una de esas a usted podrían salvarle la vida, si es que no se la están salvando hoy, porque PETA quiere prohibir las investigaciones sobre insulina en cerdos, entre tantas otras cosas.

Estas estupideces y muchas más abundan en los medios, pero todavía no empezamos a hablar de la imbecilidad mayor, que es la denigraciónque bajo toda forma quieren vender acerca de los alimentos transgénicos, alimentos que no producen cáncer ni chicos con cuatro brazos, tres piernas y cerebro, y que podrían ayudar a gran parte de la población mundial a salir del hambre; pero estos grupos verdes se han encargado de demonizar y burocratizar de tal forma la pruducción de esta posible solución, que la gente sigue pasando hambre, y a pesar de la tonelada de estudios que se hacen sobre los alimentos todos los años, que demuestran su eficacia y ‘limpieza’, siguen siendo demonizados. Esta es la prueba mayor de toda la imbecilidad de la clase media, porque esta puede darse el lujo de no comer carne y comer tofu o alguna huevada verde, pero las clases más bajas son las que terminan pagando el fardo; por lo que frenarsin fundamentos estas investigaciones se avanza hacia un genocidio que va a hacer parecer lo del Nazismo como un juego.

Como si todo esto no fuera suficiente para al menos dudar del incipiente caos que nos quieren vender algunos, otro problema importante es el de los medios pro-apocalípticos que se la pasan mostrando imágenes de talas de árboles, ríos negros, o demás basura en el resto del mundo, pero que nunca cubren los daños que la soja le hace al suelo, el daño casi irreparable de las Papeleras Argentinas… pero pedir objetividad y cerebro en los medios es un sueño, por lo que simplemente hay que ver, tomar con pinzas el fanatismo, y seguir; de vez en cuando algún informe es bueno, el resto es basura verde, y lo triste es que no es reciclable y puede producir efectos similares a los de una lobotomía.

Lo de Chávez saboteando el Etanol para financiar su petrodictadura, Al Gore recibiendo un Premio Nobel por nada, el Protocolo de Kyoto y todas las cumbres que se hacen a menudo algún día serán analizados, pero por ahora, lo único que realmente podemos decir es que es cierto que la tierra merece defensa, pero una defensa real, no fanatizada; para el próximo año la campaña debería ser “ambiente sin ambientalistas”.

El tema del ambiente y del ambientalismo es largo y hay que discutirlo mucho, y a menos que haya un consenso y los fanáticos de ambos lados lo vean de una buena vez, nunca se va a saber la verdad sobre si nos estamos por morir ahogados o no.

Read Full Post »

Este artículo apareció en el ABC de Paraguay, y lo vi por primera vez en No me Parece, para leer el original hay que estar suscrito al diario, y para acceder a ese original basta hacer click en el nombre del artículo. Me hubiera gustado más el título “Democracia a la Izquierda”, pero es más fuerte, llamativo y claro el elegido.

Asunción, Paraguay, Domingo 07 de Octubre de 2007

Editorial

Democracia puta

En estos días actuales las democracias latinoamericanas pasan por una dura prueba, pues con los mismos mecanismos de competencia electoral libre y plural algunos líderes izquierdistas que ganan elecciones se hacen del poder legítimo y desde el día siguiente de su triunfo comienzan a ejecutar sus proyectos de acabar con el sistema político mediante los cuales accedieron su mando. La eliminación de las normas que limitan el período presidencial es su primera meta a conquistar.

Tienen la intención de eternizarse en el poder y, con ello, reventar la democracia entendida como la rotación permanente de proyectos políticos y de personas. Pretenden excluir para siempre a todo el que no esté adherido a su partido. Construyen dictaduras con fórmulas “democráticas” y, cuando se sienten fuertes y disponen de los medios, inician el segundo plan: la exportación de su “revolución”.

Internamente, su primera víctima son las Fuerzas Armadas, de la cual se excluye a todo militar que no merezca la completa confianza del nuevo único líder. Una purga general despoja a las Fuerzas Armadas de los jefes y oficiales institucionalistas, dejándola a cargo de “los leales”. Después arremete contra el Poder Judicial, realizando las mismas tareas depuratorias para luego, ya con los principales resortes controlados, iniciar el proceso de desmantelamiento de la prensa no alineada y la supresión progresiva de la libertad de expresión.

El resultado final de este procedimiento es la anulación completa, si no la supresión definitiva de toda idea, doctrina, orientación partidaria o movimiento contrario a la ideología oficial de la nueva dictadura. Sucumbe la libertad en todas sus formas tradicionales y lo que resta es un pueblo indefenso sometido a sus nuevas cadenas. Se confía en que el transcurso del tiempo borrará pronto el recuerdo de la democracia anterior y el beneficio del goce de sus libertades y, entonces, un pueblo atontado, obligado a trabajar para sobrevivir y para alimentar al Partido, a reprimir sus dudas, inquietudes y oposiciones, acabará convertido en un dócil rebaño de borregos, como bien recordamos los paraguayos que vivimos la era stronista.

Este es el proceso en marcha que vemos actualmente en el panorama político de Venezuela, Bolivia y Ecuador. En particular y más claramente en la primera, donde Hugo Chávez, con ya una década de gobierno, se apresta a dar el golpe final haciéndose coronar gobernante vitalicio imponiendo en el país una nefasta dictadura de corte marxista al estilo del que triunfara y se impusiera en Rusia en 1917, desconociendo el triste final que esos sangrientos regímenes tuvieron después de seis décadas de explotar y oprimir a sus pueblos, asesinar a sus adversarios y poner en grave riesgo la paz mundial.

Hugo Chávez, un dinosaurio que surgió de las cavernas más oscuras de la historia, está a punto de convertirse en amo y señor definitivo de la suerte de su pueblo y de los cuantiosos recursos económicos de su país, excluyéndose de toda competencia real y suprimiendo todo obstáculo que pueda interponerse entre él y su proyecto de vitaliciado. Tiene, además, el dinero necesario para comprar voluntades y pagar el precio de “lealtades”, dentro y fuera de su país.

Chávez es un dictador, pero UN DICTADOR MUY RICO; dispone hoy del poder absoluto de hacer con el dinero producido por el petróleo lo que se le antoje; ya no tiene encima ninguna contraloría, nadie a quien deba rendir cuentas. Con su gruesa petrobilletera recorre ahora América Latina y financia partidos, movimientos, organizaciones sociales y campañas electorales. Lo que no puede comprar, lo alquila o neutraliza. Al gobierno argentino le compra bonos del tesoro de Kirchner que nadie quiere y así puede exhibir sus sonrisas de complicidad, aplausos y abrazos, pasear libremente por ese país pronunciando encendidos discursos llamando a la “revolución popular” y haciendo otros teatros para exportar su dictadura.

Entre los cuales figura en lugar prioritario su desesperada intención de introducirse en el Mercosur para, una vez dentro de él, agilizar su intervencionismo en la política interna de los países miembros, con los cuales ya no tiene ninguna afinidad, porque mal que bien, en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay continúan rigiendo principios básicos del estado de derecho, del régimen democrático y de libertades públicas. Chávez va a pagar en efectivo por su ingreso y tiene billetes a patadas. Quiere comprarles a Brasil y Argentina lo más barato posible la legitimidad internacional que su pertenencia del Mercosur cree le va a proporcionar.

La pregunta que continuaremos formulando una y otra vez es ¿para qué sirve el Protocolo de Ushuaia que pretendió establecer un compromiso para todos sus estados miembros de conservar intactas las instituciones democráticas? En este documento Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay declaran que “La plena vigencia de las instituciones democráticas es esencial para el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados Partes del presente Protocolo” (Art. 1) y se comprometen formalmente a que “toda ruptura del orden democrático en uno de los Estados Partes del presente Protocolo dará lugar a la aplicación de los procedimientos previstos en los artículos siguientes” (Art. 3).

¿Van a admitir a Venezuela, cuyo dictador por anticipado ya se excluyó de dichas cláusulas? ¿O lo van a admitir primero para luego aplicarle la “Cláusula Democrática”? El absurdo y el ridículo rodean a esta intención de prostituir al Mercosur, pero está en marcha y solamente los parlamentarios brasileños y paraguayos tienen en sus manos la posibilidad de impedir esta vergonzosa deserción de los principios fundamentales declarados en nuestras cartas fundamentales y tratados de integración.

A los gobernantes actuales de nuestros países, que tanto cacarean su apego a la democracia y a las libertades fundamentales, y que ciertamente gracias a ellas alcanzaron el poder, ahora les tiemblan las rodillas y se les afilan los dientes a la vista de la deslumbrante petrobilletera abierta de un rústico dictador inescrupuloso, dispuesto a todo, incluyendo el soborno de los “demócratas”.

Si nuestros presidentes del Mercosur, aun sabiendo cuál es su obligación histórica con la defensa de los principios y valores políticos que iluminan nuestros pueblos, son capaces de venderse o de liarse en una relación adúltera con un dictador megalómano surgido de las catacumbas de un pasado siniestro, tendremos que convenir que nuestras democracias se venden como auténticas putas. No cabe ya una calificación más dura para describirlas.

Read Full Post »

Hace algunos días, no sé bien porque no me interesa, se cumplieron 40 años de la muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara (sí, ese de las remeras y mochilas). Se ha hablado mucho al respecto, algunos con altura, otros con remerismo y mochilismo (esos pro-zurdos que devoran internet y compran cuanta porquería encuentran con la faz del asesino). Lo más interesante es cómo es que en Cuba se mitifica a este compatriota nuestro que agarró una moto, que le compró su familia burguesa, y se fue a liberar el mundo. Acá dejo algunas muestras del sistema educativo de Cuba. Las vi primero en No me Parece, y hay que reconocer el mérito de tener estómago para mirar esto antes de postearlo.

Parte I

Parte II

Es básicamente un lavaje de cabeza propuesto por el Estado a mucha gente incapaz de dedicir, e incluso de conocer otras realidades, ¿se le hace conocido?, a eso nos está llevando esta Alianza del Sur con todos los peligrosos de la zona. Estos adoctrinamientos sumarios me recuerdan a “Amo a mi papá, amo a mi mamá, amo a Evita. Evita me ama”, y después de más de cincuenta años seguimos desempolvando afiches viejos e invocando cualquier cosa que nos hayan vendido.

Read Full Post »