Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Presupuesto’ Category

Uno de los mitos preferidos de la izquierda mundial dice que como el estado tiene papel, metal y una impresora puede, y debe, imprimir billetes y acuñar monedas para hacer de cuenta que es un estado rico con gente rica viviendo en él; claro que esta impresión de dinero nunca está sustentada en reservas de oro, porque eso es demasiado egoísta, no, acá hay que hacer a la gente feliz dándole papeles que cada vez tienen más ceros y valen menos.

Como muchos (que no son la mayoría) saben, la impresión límites de papel solamente genra inflación, y la inflación es la madre de la pobreza; y como todos, o al menos eso creo, saben, en un país pobre no hay comercio interno, no hay producción y cuando falta esto empieza a vislumbrarse el caos. Si a todo esto se le suma que los precios de las commodities bajan astronómicamente buscando su precio real, un país como la Argentina que imprime papeles y vive de las commodities no puede tener un buen pronóstico.

Cuando el Estado se quede sin plata (primero va a intentar saquear a alguien más), no van a ser los subsidios los que van a desaparecer, ni mucho menos los planes “$150 por tu voto y voluntad”, ni mucho menos serán los negociados que pagamos nosotros los que van a cesar; no, en países corruptos y sin plata los primeros en caer serán, como es de imaginarse, la educación y la salud pública (que no deberían depender del estado, pero eso no viene al post, voy a tratar de hablar de lo que es y no de lo que debería ser).

En el campo de la salud, no hay nada más estigmatizado como la patología mental, la locura, ya que nos muestra la raza humana en su estado más puro, sin represiones culturales o psíquicas, y nos muestra a la perfección lo que cualquiera de nosotros sería capaz de hacer, decir o pensar.

Cuando la (non-existent) crisis económica explote (si es que) y la onda expansiva llegue a la Argentina, el primer lugar donde van a cortar el presupuesto va a ser en salud mental, donde ya de por sí el presupuesto es magro y faltan antipsicóticos, ISRS, hipnóticos y médicos, convirtiendo a los hospitales de agudos en tristes depósitos de seres humanos que no encajan con lo impuesto o que molestan a alguien.

Toda esta intro bastante larga nos lleva a una pregunta que he hecho más de una vez, y para la que no he recibido una respuesta satisfactoria:

¿Qué hacer con recursos sumamente limitados, cuando la necesidad es practicamente ilimitada?

La solución que yo planteo es bastante más sencilla de lo que parece, aunque no es demasiado políticamente correcta, por lo que incluso debe ser hasta correcta… yo simplemente propongo destinar los recursos escasos que existen a aquellos pacientes que se verán beneficiados, y nada más.

Cualquiera que haya pasado por un servicio de Salud Mental, y no como paciente precisamente, sabe que hay básicamente dos tipos de pacientes:

  • Aquellos que pueden mejorar su situación.
  • Aquellos que no pueden mejorar su situación.

El caso 2 es inmensamente más interesante, no solamente por la multiplicidad de causar por la que esto puede pasar, sino porque son los que abundan en los hospitales públicos de la Argentina; pero son estos casos los que me llevan a la pregunta, ¿es lícito destinar tiempo y recursos a aquellos que no verán mejoría en su cuadro?

Personalmente sostengo que no debe obligarse a nadie a recibir tratamiento médico que no desea, sea este un tratamiento antiretroviral o antipsicótico, la persona es dueña de su cuerpo y sabe lo que quiere meter o sacar de él, la función del médico es simplemente la de proporcionar un medio para que esta persona haga lo que crea mejor para sí misma.

Esta es una breve introducción de algo que espero ir desarrollando en más detalle, en la próxima voy a tratar de hablar algo de los famosos indicadores de los que todos los psicólogos y psiquiatras hablan para violar el artículo 18 y 19 de la Constitución Nacional, que dejo:

Art. 18.- Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas políticas, toda especie de tormento y los azotes. Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice.

Art. 19.- Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe .

Anuncios

Read Full Post »

La SIDE de Cristina tendría 35% más de presupuesto y a Abal Medina de Jefe. Con eso nos desayuna hoy Perfil en su edición impresa, y personalmente, debo decir que me asustó en el momento en que vi que lo pasaban por Crónica.

La SIDE de la era K ha servido como una Policía de la Verdad, preparada para extorsionar posibles problemáticos e investigar opositores, y si encima en una eventual viktoria de la Reina la Secretaría, Defensa y el Ministerio del Interior reciben un aumento de 35%, cuando el aumento promedio ronda el 16%, quiere decir que algo no va a estar bien.

Citando a Perfil: El crecimiento de los fondos reservados supera al promedio de la suba del global del Presupuesto, que se acerca al 16 por ciento. Y es más importante que los aumentos en otras áreas más sensibles, como educación (17,5 por ciento) o salud (26,6 por ciento). En 2008, el Gobierno prevé gastar en inteligencia casi el mismo monto que administrará el Poder Legislativo Nacional. Néstor Kirchner quiere dejarle a su mujer un récord de 627 millones de pesos para la caja negra de los espías, el mayor monto que se haya destinado a ese fin desde que se sancionó la Ley de Inteligencia en 2002.

¿Quién manejará esa chequera? Esta semana volvió a cobrar fuerza entre los hombres del Gobierno –algunos, muy cercanos al Presidente– la posibilidad de que sea Juan Manuel Abal Medina, el ex delegado de Juan Domingo Perón, quien ocupe la Secretaría que hoy está a cargo de Héctor “Chango” Icazuriaga.

Abal Medina es un experto en secretos. Tanto es así que llegó a comandar una fuerza de inteligencia de otro país. Durante los 80, en México, fue jefe de los servicios del PRI durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, bajo las órdenes del poderoso ministro del interior azteca, Fernando Gutiérrez Barrios.

abal-medina.jpg

Sombra presupuestaria. Los fondos que el Ejecutivo destina a las actividades de Inteligencia están sumidos en la oscuridad absoluta. Con la excusa del “secreto de Estado” ligado a la “seguridad nacional”, esos fondos escapan a los controles habituales que corresponderían al dinero público. Y, gracias a ello, fueron protagonistas de los mayores escándalos de los últimos años. Dos casos, a modo de ejemplos: el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy admitió que aportó los billetes que el ex juez federal Juan José Galeano dio a Carlos Telleldín para que incriminara a policías bonaerenses en el atentado a la AMIA. Unos años más tarde, el ex secretario parlamentario del Senado, Mario Pontaquarto, declaró que el dinero que se utilizó para pagar sobornos en la Cámara alta, para la sanción de la reforma laboral, salió de la Secretaría de Inteligencia.

Descontrol inteligente. En 2002, el matrimonio Kirchner denunció una campaña de persecución y desprestigio en su contra, lanzada desde la Side que manejaba el otrora menemista y actual intendente K, Carlos Soria. La entonces senadora por Santa Cruz Cristina Fernández presentó un proyecto de resolución (el Nº 1659/02) “instando al funcionamiento inmediato de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia”. Esa comisión está a cargo de la auditoría de las acciones que se realizan con los fondos secretos. Pero la comisión no controla. Tiene acceso a una muestra contable inferior al 4 por ciento del presupuesto de la Side. Y el resultado de ese examen no es público: queda en manos de quienes ejercen la auditoría. Esa inactividad tiene su correlato presupuestario. Mientras que las partidas para la SIDE crecerán el año que viene un 35 por ciento, los fondos destinados a la Comisión de Fiscalización aumentarán apenas el 6,5 por ciento.

El destino del dinero que maneja ese organismo de control parlamentario también es un misterio. La Justicia Federal tiene bajo la lupa a la Comisión Bicameral en una causa donde se investiga la utilización de facturas falsas para encubrir presuntos delitos.

Personalmente, creemos que la SIDE debería ayudar en las investigaciones de los atentados contra la Embajada y la AMIA, o al menos buscar el título perdido de abogada que la Señora no nos muestra, pero parece que va a usarse para reprimir, amedrentar, prepotear y hacer más kagadas típicas del kalifato.

Read Full Post »

El Señor que okupa y usurpa Balcarce 50, y que decidió que era una más de sus propiedades turbiamente conseguidas, decidió que el Super Ministerio de su amigo De Vido necesitaba algo de dinero extra para paliar la crisis energética, que se va sola con el invierno, no aparece en la primavera, vuelve en verano, y vuelve a irse en otoño… por lo que por decretó una de esas leyes que no son leyes y de las que vive cada tirano que llega a la Rosada un aumentó del gasto en un 12%, favoreciendo más que nada al Ministerio de Julio, por lo que podemos suponer que este round de la gran interna Fernández-De Vido lo ganó el señor que ve su Súper Ministerio controlado nada más y nada menos por su mujer.

Ahora, si alguna vez Kirchner decide usar un decreto para algo útil y no para financiar todos los caprichos de su gente, como la reciente inflada de rostro de su mujer, en una de esas en Octubre, cuando se vaya, solamente rcordemos que fue el peor presidente de la historia, y no lo recordemos como el más grande ladrón de todos los tiempo.

El Derecho no es mi especialidad, pero la última vez que me contaron, ¿no era el Congreso el que aprobaba el Presupuesto y el que lanzaba leyes a la Nación?, y viendo el estado de la No-Tan Honorable Cámara de Diputados, o del Deshonrado Senado, ¿para qué decretar, si sus patoteros en el Congreso aceptarían cualquier ley sin mucho esfuerzo y con mucha más fiesta que la de la Constituyente de Chávez?

Read Full Post »