Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Psicología adolescente’ Category

El sábado tuve la fiesta de graduación de mi hermano. Básicamente es mucha gente en muchas mesas, alrededor de una pasarela donde desfilan los adolescentes mientras un idiota contratado se burla de ellos y mientras suena la canción preferida de los sujetos.

Lo preocupante es que 2 de las 34 personas que desfilaron fueron descritas, una como “admiradora del Ché, que logró meter el pensamiento del libertador en cada materia donde pudo”, y otra como “ferviente anticapitalista que no perdió oportunidad de defender el socialismo en todas las materias”.

Personalmente, casi les tiro un zapato a cada una (y eso que fue antes de lo de Bush), pero me contuve por respeto y porque recordé que eran adolescentes, y por lo tanto eran estúpidas.

El nivel de lavaje de cerebros de parte de la progresía nunca se me hizo tan evidente, porque teóricamente es un colegio privado (en las antípodas de la educación nacional y popular de Filmus y el terrorista Tedesco), pero por suerte después la comida fue buena y la fiesta ruidosa, como debió ser.

Estos pendejos todavía no tienen edad para votar, pero desde el año de las legislativas la tendrán; seguramente muchos otros piensan parecido, aunque espero que sean más los que no.

No voy a hacer un análisis psicológico de porqué el adolescente es estúpido, solamente quería dejar constancia de que fui testigo de la estupidez en su máximo esplendor.

Read Full Post »

Uno empieza a notar que un país está condenado cuando nada funciona, o dicho de otra manera, cuando nadie cumple la función que le toca cumplir.

Argentina está condenada, el Poder Ejecutivo no hace lo que debe, el Poder Legislativo directamente no hace, y el Poder Judicial está en una crisis de proporciones homéricas.

Toda esta nueva progresía izquierdo-kirchnerista intenta convencer a los jueces de que mandar a alguien preso, por más hijo de puta que sea, es ser un mal represor amigo de Videla y primo de Massera, en lugar de un servidor público que se atiene a las dispocisiones del código penal, claro está, a menos que el acusado lo sea por “abuso de legítima defensa”, pero mientras el crimen sea atacar y no defenderse, todo bien.

Parte de este mito progresista es que todos los menores son inocentes criaturas del señor que no saben para qué carajo fueron concebidos, qué hacer de su vida ni nada, son entes estúpidos que deambulan por la vida con el objetivo de emborracharse y matarse, y que deben ser guiados por papá estado y mamá escuela lavadora de cerebros.

Esta doctrina nos ha llevado a que no importa el crimen cometido por el párvulo, por el hecho de ser menor de edad debe volver a los brazos de papá y mamá que como él son víctimas de la televisión que lo obligó a matar una viejita, violar a una chica o asaltar y golpear a un pobre idiota que salía de cobrar el sueldo.

Esto lo traigo para volver a abrir el debate sobre la inimputabilidad de los menores, ya que en tierras del mejor (y probablemente único) amigo de Cristina, el Senador Urquía, un grupo de 7 adolescentes de entre 14 y 16 años juntados por un asado no tuvieron mejor idea que invitar a un conocido de 23 años, con discapacidades físicas que lo han confinado a una silla de ruedas, y en medio del asado echarle bencina en las piernas y quemarlo al mejor estilo KKK, de abajo arriba.

Por suerte el sujeto en cuestión logró tirarse a una pileta cercana que apagó el fuego, pero incendios aparte, el juez riocuartense Varela decidió que los pequeños pirómanos cuasi homicidas no deben ser juzgados porque son menores de edad, por más que uno de ellos tuviera antecedentes; es así, si quiere matar a alguien, páguele a un pendejo boludo, total, él es inimputable y si usted va preso seguro que el INADI lo saca porque lo están discriminando…

Esta progresía que intenta destruir el sistema carcelario y excarcelar a todos los delincuentes y encarcelar a todos los ciudadanos en sus casas nos va a llevar al único escenario lógico, que es el de una población civil con arsenal de guerra para defenderse y defender su familia y su propiedad; pero, cuando la polícia y la justicia ya no funcionen del todo y dejen libre a cada párvulo asesino por el sólo hecho de ser un pendejo infeliz, vamos a llegar al momento en que la población va a levantarse y van a crearse grupos vigilantes que harán justicia por mano propia contra cada delincuente injustamente liberado, y ese día ya nadie nos va a salvar.

Ya a los 12-14 años una persona es plenamente consciente de sus acciones, y a los 5-6 años los seres humanos pueden distinguir entre el bien y el mal, por lo que toda corriente progresista que diga lo contrario está mintiendo, y lo único que hace es teorizar sobre la sangre de las víctimas; años de psicología sustentan lo que digo, y que idiotas digan que los adolescentes viven confundidos porque tienen pelo en la cara, no dicen que estar confundido es permiso para matar.

Es cierto que el sistema carcelario es malo, y que los centros juveniles son peores, pero no por eso tenemos que nosotros, los que cumplimos la ley, quedar a merced de cualquier hijo de puta porque un juez inútil lo dejó afuera por “chico”; si no pueden ir a la cárcel hasta los 18, que vayan a un instituto de menores hasta los 18 y cumplan el resto de la condena en una cárcel común, o de lo contrario, más de uno de ellos va a reincidir, y cada víctima deberá ser cobrada al juez pelotudo que liberó al asesino; si adentro lo violan o lo matan, no es mi problema, en última instancia, que se joda por delinquir, si no hubiera violado la ley no estaría ahí adentro en un primer lugar.

Estos siete psicópatas van a volver a delinquir, son candidatos a matar o violar por placer (está probado que no tienen ningún respeto por la vida ajena y que se mueven con total desprecio por la misma), y si lo hacen en los próximos 25 años, tiempo que deberían pasar presos, debería hacerse responsable al Juez Varela, porque fue él el que los dejó libres.

Para terminar, de esto no tienen la culpa el Counter Strike, Marilyn Manson, Charlton Heston, el Rock ni nada, la tienen los jueces pelotudos, los legisladores izquierdo-mierdosos y los pendejos mal nacidos.

Read Full Post »