Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘South Carolina’ Category

Otro Estado definió a sus preferidos para las elecciones presidenciales de noviembre. Esta vez le tocó a Carolina del Sur, un estado interesante, donde por suerte para los que vemos de afuera, pasaron muchas cosas que pueden haber movido la elección en favor de Obama, el ganador demócrata.
Dentro del partido republicano, las elecciones se celebraron el 20 de enero, y con el 100% de los votos escrutados, el resultado, siempre desde CNN, es el siguiente:

McCain ———–  33% ——– 136.990

Huckabee ——— 30% ——– 123.109

Thompson ——– 16% ———  65.106

Romney ———- 15%  ——— 62.364

Paul ————— 4% ———- 15.228

Giuliani ———— 2% ———– 8.519

Esta tendencia confirma las suposiciones del New York Times, que muestra a McCain, uno de los más tranquilos y menos religiosos, en términos republicanos, como el ganador en este estado sureño, donde el fanatismo no ayuda mucho, probablemente por la historia de esclavitud en el Sur de Estados Unidos, y donde todavía hay recuerdos de cruces en llamas lo que puede haber restado algunos votos a algunos candidatos más apegados al Señor de los Cielos, amigo de todos los republicanos.
Finalmente, por el lado de los demócratas, el partido de los mil colores, los números no sorprenden a nadie en un estado con gran porcentaje de población negra, aunque el que se debe haber sorprendido es el propio John Edwards, oriundo de Carolina del Sur, que vio la forma en que su estado le daba la espalda para dividirse entre los candidatos más mediáticos de estas elecciones.
Barack Obama 55 % 292.529

Hillary Clinton 27% 139.990

John Edwards 18% 92.877

El fenómeno Obama, amigo de los pobres, desposeídos, minorías y demás no propone, basa su campaña en un montón de falacias y consignas vacías, como su grito de guerra «Yes we can», hablar del pasado y el futuro, proponer populismo y echarle la culpa de todo lo malo a la actual administración republicana; en su discurso de victoria volvió a exaltar el nacionalismo, que lejos está del patriotismo, y siguió caldeando los ánimos de las minorías, lo que puede volvérsele en contra más tarde.
Finalmente, Hillary no da pie con bola, por más que haya ganado unos estados y el NYT la haya elegido como la candidata más probable, en los estados donde abunda la población no-blanca no está teniendo suerte, sin mencionar que ni siquiera cuenta con el apoyo de su marido, que se duerme durante un homenaje al referente de la población negra, lo que le podría haber costado unos cuantos votos a su mujer, al hacer parecer que a la familia Clinton no le interesan las víctimas de hace cincuenta años, lo que se evidencia en el voto negro, que se repartió:

Barack Obama 80%

Hillary Clinton 17%

John Edwards 3%

Ahora se viene Florida, cubanos y venezolanos por doquier, y el estado donde Giuliani concentró fondos y esfuerzos, lo que podría terminar con sus aspiraciones si no se alza con un triunfo arrasador que lo provea de delegados para la final. Mientras todo esto pasa, no dejamos de esperar al súpermartes, que cada vez está más cerca.

Read Full Post »

Qué semana. Pasaron las elecciones primarias en Nevada y ahora están terminando en South Carolina con las elecciones demócratas, elecciones que los republicanos celebraron la semana pasada, pero que vamos a dejar para otro análisis.


Los números en Nevada, según lo expuesto por CNN serían algo así:

Partido Republicano – Escrutado el 100%

Mitt Romney 51% 22.649

Ron Paul 14% 5.742

John McCain 13% 5.551

Mike Huckabee 8% 3.616

Fred Thompson 8% 3.521

Rudy Giuliani 4% 1.910

Por el otro lado, el de los green boys y enemigos de las libertades individuales, tenemos:

Partido Demócrata – Escrutado el 98%

Hillary Clinton 51% 5.355

Barack Obama 45% 4.773

John Edwards 4% 396

Uncommitted 0% 31

Kucinich 0% 5

Todo esto nos trae datos verdaderamente interesantes, primero, la abultadísima victoria de Romney por el lado de los Republicanos, y el ajustado triunfo de la Señora de Bill por el blue side, y cómo si bien entre los republicanos la carrera sigue teniendo cinco corredores, entre los demócratas parece más una lucha cuerpo a cuerpo que unas internas partidarias, ya que el intercambio de insultos entre los favoritos tapan las propuestas, y de paso molestan a John Edwards que durante los debates los mira preguntándose para qué ha sido invitado si ni siquiera lo tienen en cuenta para insultarlo.

La victoria en Nevada le sirvió a la Senadora Clinton para poder mostrarse humana, con un par de lágrimas frente a las cámaras que muchos analistas dicen que le ha ayudado con su imagen de chica dura y distante, aunque no tiene ese sex appeal del puppet de Oprah que lo hace el candidato del pueblo, y por lo tanto el más peligroso exponente del populismo american way.

Además de todo esto, no olvidemos que Obama contó con algo de ayuda judicial cuando un sindicato que lo apoya, el de los gastronómicos, consiguió que sus adeptos votaran en sus lugares de trabajo, beneficio que no consiguieron los maestros que no habían declarado a qué candidato apoyaban, por lo que si los jueces pierden su imparcialidad y empiezan a hacer política, Estados Unidos entra en una era negra.

Volviendo al partido que debería ganar las elecciones, Mitt Romney arrasó y se llevó con él a la sorpresa McCain y al libertario Ron Paul, de quien se esperaba un mejor resultado en el Estado del Pecado ya que no propone tantos controles que se esperarían del fanático religioso Huckabee o del mormón Romney, que de todos modos por fin está sacando algo de beneficios de las fortunas que ha invertido en esta campaña, tanto de aportes como de su bolsillo.

Finalmente, lo más llamativo de Nevada fue que las elecciones se comieron a Fred Thompson, uno de los duros contra la inmigración ilegal, quien después de numerosos fracasos decidió retirarse de la contienda, siguiendo así a Tancredo y a Duncan Hunter, por lo que empiezan a cumplirse los vaticinios sobre quienes serán los verdaderos candidatos por cada partido.

Lo que no deja de sorprender es la obstinación de Giuliani, héroe neoyorquino durante el 9/11, que a pesar de no hacer más que amontonar malos resultados sigue firme con su candidatura, por más que el New York Times aventure que los candidatos finales serán John McCain y Hillary Clinton.

Ahora, esperamos que termine el escrutinio en Carolina del Sur, un estado sumamente interesante para el análisis.

Read Full Post »