Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Yo opino’ Category

No me gustaron mucho los libros de Harry Potter, me molestó que el héroe fuera pobre, no tuviera familia ni perro que le ladre, que su mejor amigo fuera practicamente un indigente y su amiga fuera una exiliada social o una outsider.

Creo que por eso disfruté de “La Rebelión de Atlas”, Dagny Taggart y Francisco D’anconia son la antítesis del héroe que gusta, que es el sufrido y triste personaje que no tiene nada y que se enfrenta a los malos que viven bien.

Por eso me gusta Batman y detesto a Spiderman, Batman tiene plata y hace lo que hace porque quiere y le gusta, además de porque lo considera correcto, no por un retorcido sentimiento de moralina como el que tiene Peter Parker que tiene poderes y se siente culpable por eso.

Esta idealización del sufrimiento me embola y me aburre. Me gustaría que los héroes de ficción fueran gente exitosa, con plata, familia, sin problemas sociales, y que se pelearan con los mismos malos que ahora, pero que no fueran fracasados antes de la historia, que sean exitosos antes y después del famoso Camino del Héroe.

Esta misma estupidez se aplica a la política, Sotomayor y Obama son héroes porque son una latina y el otro un negro que llegaron a la Corte Suprema y a la White House a pesar del cuco blanco que no los dejaba, no tenían oportunidades ni perro que les ladrara y son ejemplos de… no tengo idea qué, solamente se me ocurre que son ejemplos de lo que la lástima puede lograr.

Por la veda quería putear a alguien, pero mejor no digo a quién para no influir el voto de nadie… así que piensen en los héroes y superhéroes hasta mañana a las 8.

Anuncios

Read Full Post »

Estaba leyendo un post viejo de No me parece, “¿Deber del Periodismo?” para ver si lograba encontrar algo que me ayudara a terminar un par de ideas que tenía en la cabeza para este post sobre cuáles deben ser las funciones del periodismo, y qué es, desde mi óptica, el periodismo correcto.

Para empezar, creo necesario separar la profesión en dos tipos básicos de periodismo, estos serían el periodismo de opinión, y el de reporte de la noticia.

El segundo no es demasiado complicado, basta un idiota agradable a la cámara o al micrófono que lea titulares o un teleprompter, y se limite, sin opinar, a realizar una crónica de lo que pasó en un determinado lapso de tiempo. Para eso es el reportero, nada más que para reportar noticias. Probablemente con un par de cursos de oratoria alcance para dicho puesto.

Después están los periodistas de opinión y estos sí son un verdadero caso de análisis, probablemente clínico también.

Los periodistas de opinión, como su nombre lo indica, opinan sobre todo lo que tienen a la mano. Desde ecología hasta psicología, pasando por todo el espectro de las ciencias blandas, ciencias duras, religión, arte y deporte.

Lo ideal sería que antes de opinar estos “periodistas” se informaran, la carrera de “periodismo” no debería existir como tal, sino que debería ser solamente para expertos en la materia, estén del lado de la ideología que estén. No es necesaria una carrera para enseñar a escribir, el experto en psicología adolescente sabe escribir y puede escribir sus notas sin demasiados problemas.

El periodismo de opinión, como existe hoy, es una aberración que llega al extremo de banalizar profesiones, como el caso de la psicología forense, donde paneles de frustradas infladas a botox opinan sobre la psicopatía en todas sus variables; los profesionales también se prestan para este juego estúpido yendo a cualquier programa ridículo a mostrar la cara, sin un conocimiento acabado del tema que los hacen presentar.

Aquí es donde viene la parte donde propongo algo que va a ofender a muchos, que es eliminar las carreras de periodismo, y que al periodismo de opinión lo ejerzan profesionales en el ámbito que se esté discutiendo (hubo una propuesta similar en No me parece, pero no trascendió como debió haberlo hecho).

the-first-amendment

Eso por un lado. Otro de los puntos que quería tocar es el de la ideología en los medios.

Desde el momento en que los medios están hechos por hombres y para los hombres, están inmersos en la ideología. No puede pedirse que un periodista de opinión, un experto como planteaba antes, no tenga ideología. Todos los seres humanos la tienen.

Lo que debe esperarse es que el presentador no la tenga y lea la noticia con el mayor grado de objetivismo posible, sin adjetivos extremistas ni cosas por el estilo, aunque en este punto entra la ideología del que la escribe en un primer término, pero no quiero adentrarme en eso.

Puede haber medios liberals o medios conservadores, lo maravilloso de la libertad de expresión es que puede haber de todo y nos garantiza el derecho a ofender a los demás con lo dicho sin que el ofendido pueda recurrir a la violencia para des-ofenderse como hacen los fanáticos fundamentalistas, o como hicieron los fundamentalistas con las caricaturas de Mahoma, que estoy tentado de subir, pero desviarían lo importante del post.

El problema de la ideología de los medios es cuando, como bien dice Benegas, se vende al mejor postor, casi siempre el gobierno de turno que suele contar con recursos practicamente ilimitados para controlar a los medios. Puede haber medios oficialistas, nadie dice que no, pero deben serlo por congruencia ideológica, no por pauta oficial.

map-of-freedom-of-press

Finalmente, después de analizado el periodismo y la función del periodista, y la ideología de los mismos, queda analizar, para mí, la función de los medios en la sociedad, que dista mucho de la imbecilidad progresista de la función social de los medios.

La función de los medios, en una república, como cuarto poder como se los suele catalogar, es la de investigar e informar para ayduar a controlar a los demás poderes, sin violar las libertades básicas de los seres humanos, porque están muy distantes el periodismo de investigación serio (como el que levantó las exhorbitantes sumas que cobran los artistas populares) y el amarillismo escandaloso (como el que mostraba el cadáver de la tristemente célebre Nora Dalmasso de Macarrón), pero eso es para otro momento.

Resumiendo: hay que eliminar las facultades de periodismo, el periodismo de opinión debe ser ejercido por expertos en la materia. La ideología de los periodistas es necesaria, pero bajarse los pantalos por unos pesos de Albistur es malo, patético y hace mal a la democracia, y finalmente, el periodismo es la cuarta pata de la mesa de la república: si la cortan, se cae lo que está arriba después de un tiempo.

Read Full Post »

El aborto, la eutanasia, el derecho al suicidio, la despenalización de las drogas, la educación sexual, la planificación familiar entre tantos otros son debates que en la Argentina por X, Y o K nunca se dan y parece que nunca se darán, pero en este momento de histeria colectiva, creo que además del debate sobre la edad de imputabilidad de los menores (que sostengo debe ser desde los 12 años, apenas terminan el primario) está el de la Pena Capital.

Personalmente me opongo a la Pena de Muerte, me opongo por varias razones, entre las que se cuenta el que no confío en el Estado para administrar un kiosco, así que menos confío en qeu una banda de delincuentes decidan sobre la existencia de otros seres humanos, especialmente en países con “justicia” tan corrupta como la Argentina, donde cualquier día limpian a un opositor solamente porque algún bizco se levantó cruzado.

Otra de las razones por las que me opongo férreamente a la extinción de la existencia es por la falta de seguridad acerca de si hay o no otra vida; si hubiese otra vida creo que aceptaría que se deshicieran de alguien que ha hecho demasiado daño en esta, pero, ¿y si no la hay?, ¿realmente podemos extinguir completamente una vida por más desastroza y maligna que haya sido?, si solamente tenemos la existencia, ¿no deberíamos ser dueños de ella, y en caso de darle un uso violento que atente contra otros, por qué no dejar que esa existencia se apague según su voluntad o salud, en lugar de forzarla?, que no queden libres, pero que nadie decida sobre la vida de otras personas.

Además de estas dos razones, me opongo por cuestiones meramente económicas; es más barato tener a alguien preso de por vida que un Juicio por Pena Capital por las innumerables apelaciones y demás, para el contribuyente es una carga excesiva, es preferible que los tengan a pan y agua de por vida.

Como si estas razones no me bastaran a mí para convencerme, también está el tema de que la Pena de Muerte no disminuye la violencia; es cierto que evita que el delincuente reincida, pero no asusta a los delincuentes en potencia que siguen delinquiendo; además de que puede ser usada para matar opositores ideológicos como en lso retrógradas países árabes donde su Sharia permite apedrear mujeres violadas acusándolas de aulterio solamente porque su testimoni vale la mitad que el del violador, o como en Irán donde se ejecutan homosexuales entre otras personas que molestan al regimen de las mulas.

Pero, como suele pasar, hay casos que me hacen repensar estos temas, y uno de ellos es el de los pedófilos; generalmente cuando dejan a uno libre, o cuando dan esas sentencias irrisorias, mi primer pensamiento es el de considerar a esos subhumanos como dignos de ser quebrados en setenta pedazos y recién después rematados por todo el daño que han hecho, aunque después trato de meterme en la cabeza que ningún ser humano es dueño de la vida de otro, y que solamente deberían pudrirse en la cárcel trabajando para tener algo que comer.

Personalmente sostengo que los delitos contra los niños son los más aberrantes que se cometen contra otras personas por la excesiva diferencia de fuerza y de poder entre las partes, y que deberían ser penados en serio y con Reclusión Perpetua real, es decir de por vida, no con esta burla de Código Penal que tenemos en la Argentina, aunque creo que esto se arreglaría bastante si se hiciera a los jueces responsables de sus fallos. Si liberan a un violador, y vuelve a violar, los dos presos durante toda la condena por ser el juez o la jueza partícipe necesario en la violación.

En fin, es mi opinión sobre uno de los tantos temas tabú en la Argentina del vale-todo menos defenderse de la lacra.

Read Full Post »

Darwinismo a la Argenta

Todos (o casi todos si no contamos a esos brutos retrógradas) estarán familirizados con la teoría de la Evolución y la Selección Natural de Darwin, y ahora en un breve ejemplo que vi en TV modificado para que tenga un poco de humor, no me acuerdo en qué programa, voy a intentar probar que la Argentina va para atrás, derecho al Neanderthal.

Supongamos que vienen 3 personas caminando por la calle, un estadounidense, un francés y un argentino, y de golpe un gorila bolivariano decide robarles y pegarles, ¿cómo reaccionan?

El Estadounidense lo golpea hasta hacerlo correr; el francés se escapa corriendo y el argentino lo abraza, le da todo y encima le agradecece por salvarlo de él mismo.

Lo más probable es que los dos primeros sigan vivos después de la experiencia, y que el argentino de a poco se extinga en un manto de estupidez. Los estadounidenses y los franceses a su manera evolucionan, el argentino se estanca y se extingue.

Actualizo: En House MD escuché la metáfora.

Read Full Post »

Otra prueba del fracaso estatal

Durante las minivacaciones que decidí que me merecía este fin de semana, y gracias a que se me quemó media PC por el deficiente, patético y deplorable sistema energético nacional que no aguanta un día caluroso, aproveché para pensar sobre varias cosas (varias horas sin luz llevan eso) y aproveché que viajaba con algunas personas que creen que estamos salvados porque el Estado (así con mayúscula, como Dios, para ellos) nos va  a salvar a todos de nosotros mismos, nos hará felices y se terminarán las injusticias producidas por estos capitalistas que seguramente tienen el gen del mal y trafican órganos.

De paso, esta misma gente es la que se desvive por apoyar a cuanta ONG existe, sean Greenpeace o AFULIC, o la de Individuos sin Perros que les Ladren en el Medio Oriente por culpa del Sol, qué sé yo, apoyan todo y consideran que las ONG son necesarias.

Mi planteo, en plena discusión, fue que las ONG son iniciativas privadas para hacer algo que el estado no hace (cuidar el medio ambiente, abrazar árboles, cuidar animales, investigación contra el cáncer, etc.), y que por lo tanto, ¿para qué pagar impuestos si el estado no hace nada y son los privados, unidos bajo una misma bandera (psicótica como Greenpeace o no), los que terminan salvando el día?

Contribuir a una ONG es voluntario, uno decide si ayuda la causa o no (por eso nunca donaría $1 a PETA o Greenpeace) pero pagar los impuestos para pseudo paneles de expertos izqauierdos es obligatorio, aunque no estemos de acuerdo con sus “investigaciones” y que sus conclusiones están basadas en falacias o mitos progresistas de la izquierda más bruta.

Si los estados funcionaran, las ONG no tendrían razón de ser; pero su existencia, desarrollo e importancia a nivel social demuestran, desde mi punto de vista, que el estado como ente salvador de los seres humanos fracasó, y que solamente entorpece y molesta.

No me molesta que las ONG existan, al contrario, las considero necesarias; lo que considero innecesario es pagar impuestos por un mal trabajo, que a la larga hace otro, lo hace mejor y sin obligar a nadie (se puede discutir sobre los medios fascistoides de algunas ONGs, como las ambientalistas, pero no viene al caso del post).

P.S.: A la larga, ONG es una palabra menos “derechista” que Empresa, pero hacen lo mismo y se manejan bastante parecido. Es todo cuestión de cómo se diga.

Read Full Post »

A raíz de este comentario estuve pensando un rato, como si no tuviera nada más importante que hacer, y llegué a la conclusión que titula este post.

Personalmente creo que el Peronismo se murió con Perón en el 73, y que después no volvió a existir en este pobre país un peronista en la dirigencia, por más que las bases sigan desempolvando los cuadros del viejo mal parido y la puta hija de re mil putas de la cabaretera de la mujer.

De la Sota es Delasotista, Menem es Menemista, Kirchner es Kirchnerista y Duhalde es Duhaldista; ni siquiera “Evita” era Peronista, era un gato arrastrado al que le gustaba la ropa cara y nada más, pero como se han dado cuenta de que las bases siguen desempolvando los cuadros horribles, siguen invocando al viejo mal parido.

Read Full Post »

Un pensamiento

Me molesta la hipocresía, y más me molesta después de haber estado hablando con varias personas que tienen campo y han plantado soja.

Durante el conflicto por la resolución 125, esa con que el kirchnerismo quería quedarse con la plata de la soja, todos eran liberales que no querían que el estado interviniera en sus economías con impuestos confiscatorios. Todos querían recibir el fruto de su trabajo, con lo que siempre estuve de acuerdo.

Ahora la soja vale la mitad, y todos reclaman al estado subsidios o demás. O se es liberal o se es estatista, no se puede ir de la libertad a la esclavitud según la conveniencia. Si uno quiere que el estado le de todo, que esté dispuesto a que le quite todo. Si uno quiere que el estado no le quite nada, que esté dispuesto a que no le de nada.

Que se dejen de joder, en el mercado hay temporadas buenas y temporadas malas, y la altura está en saber ser consecuente con lo que uno cree y bancárselas en las malas.

Read Full Post »

Older Posts »