Feeds:
Entradas
Comentarios

Aznar ha comparado las recetas económicas del PP y del PSOE y ha llegado a la conclusión de que "el paro, la crisis y el despilfarro forman parte del ADN del socialismo". En compañía de Rajoy y Rato, sentenció: "Ningún gobierno de izquierdas ha sido capaz de dar salida a la crisis".

Pablo Montesinos

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha presentado en Madrid el libro “España claves de prosperidad”, coordinado por Luis de Guindos y en el que han participado una veintena de profesionales que trabajaron durante su etapa al frente de España.

En su discurso, Aznar ha comparado las recetas económicas de los Ejecutivos populares y socialistas y ha llegado a la conclusión de que “el paro, la crisis y el despilfarro forman parte del socialismo español”, por lo que reclamar a un gobierno con estas siglas que genere empleo “es pedirle peras al olmo”.

“En España ningún gobierno de izquierdas ha sido capaz de dar salida a una crisis económica y fiscal en los últimos 160 años”, sentenció el también presidente de FAES, quien habló de cómo dejó Felipe González el país, de cómo lo transformó el PP a partir de 1996 y de cómo José Luis Rodríguez Zapatero ha vuelto a traer la recesión.

La realidad “es tozuda y se convierte en la demostración más clara de que hay buenas y malas políticas”, dijo Aznar, quien comparó la tasa de desempleo y el déficit público en los tres momentos anteriormente citados. “Con malas políticas -prosiguió- España ha vuelto a tomar el rumbo del retroceso económico y social, como ya hizo en la primera mitad de los noventa”.

Y es que, para el que fuera jefe del Ejecutivo, “el socialismo de ahora y el socialismo de antes” tienen en común “las políticas del despilfarro, las subidas de impuestos, el déficit público descontrolado y el incremento insostenible de la deuda pública”. Mismas políticas, y mismos resultados: “crisis económica, cierre de empresas y paro masivo”.

Sigue –>

Clarísimo, de hecho demasiado claro para que la gente lo entienda.

El tema generó mucho revuelo al pedo. Populismo por acá, anti-fútbol de pseudo intelectualoides por allá… y entre tanta gente hablando tan al pedo quería meter más gas en esa nube.

Un partido dura 2 horas, lo que haría que durante dos horas menos los alumnos fueran adoctrinados en el estatismo estúpido dictado desde el Minsterio de Educación. Además, no estarían en la calle, lo que es bastante malo digan lo que digan.

Cierto, si faltaran el día entero serían 6 horas menos de adoctrinamiento, pero no se puede todo en esta vida.

Además, tiene un lado bueno que vean el mundial. Podrían entender que teniendo más talento que el resto –como Messi- o partiéndose el culo trabajando, en lugares serios pueden llegar a hacer plata sin tener que vivir de la teta del estado.

Y cada segundo que un alumno no pase escuchando que el máximo deber cívico es pagar impuestos es un segundo ganado. Simply as that.

P.D.: No faltan los imbéciles que ya salieron a gritar que demandan y exigen que las escuelas compren LCD de 42’’ para ver los mundiales porque no les gustan los TVs que tienen, eso me suena a que terminarán como el Aire Acondicionado que fue para Salta.

Y pensar que algunos liberales lo defienden por creer que fue liberal por haber privatizado diez empresas locas. Es cierto, algunas estuvieron muy bien privatizadas y realmente mejoraron el servicio como las telefónicas, pero la única diferencia con los Kirchner es que mientras estos roban para adentro, los anteriores robaban para afuera.

Sigue siendo el mismo ladrón, corrupto, hijo de puta y mal parido de siempre. A ver si se muere y deja de dañar lo que queda del país por cinco minutos de vedettismo, viejo hijo de puta.

El opositor Serra supera en nueve puntos a la candidata de Lula

Dilma Roussef ha sido criticada por su omnipresencia en los medios y su falta de experiencia

La noticia política que domina las primeras páginas de los diarios brasileños la han brindado los resultados de un sondeo nacional realizado por el Instituto Datafolha en los que el opositor y socialdemócrata, Jos Serra, gobernador de Sao Paulo, gana por nueve puntos a la candidata del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, la ministra de la Casa Civil y ex guerrillera, Dilma Rousseff.

Sigue –>

Me han surgido preguntas leyendo esto, a ver si alguien ayuda a responderlas.

¿Por qué Bachelet y Lula, a las luces dos de los Presidentes más populares de Latinoamérica, no puede crear delfines?, cierto, la popularidad no se hereda, pero, ¿por qué el compás se mueve hacia la derecha en dos casos donde gobiernos de centro-izquierda han sido exitosos?, ¿será porque tomaron conciencia de que son exitosos porque continuaron políticas de apertura que no son del ideario izquierdista?

¿Algo tendrá que ver la nefasta historia de Lula del Foro de San Pablo, el conocido fanatismo izquierdista de esta mujer, las alianzas peligrosas, el papelón en Honduras o la despreciable política de Derechos Humanos de Brasil, esa que apoya a la Almeja y a Chávez?

¿Por qué el único Presidente con altísima popularidad que puede casi asegurar la continuidad de su proyecto es Uribe?

Por último, esto ya es más opinión Psi, que hablen de “la candidata de Lula” no lo ayuda porque pareciera ser un títere de alguien que quiere perpetuarse en las sombras a través de su monigote, a lo Néstor.

Hacer más hincapié en Lula que en Roussef –como se ve en el título del artículo– es lo que la está condenando, y no lo digo para avivar a la paleo-izquierda, sino para que no caigamos en la misma trampa algún día.

Dick Giordano falleció hoy sábado. Tenía 77 años. Esta noticia llegó a la red via un e-mail de su amigo y colaborador Bob Layton que decía lo siguiente:

Es mi doloroso deber anunciar que el artista/ editor/ empresario dickgiordanolegendario Dick Giordano falleció hoy. Pocos podrían esperar hacer lo que él logró en la profesión q ue eligió, o sobresalir mientras se mantiene un gran humor, compasión para sus pares y un amor constante por esta forma de arte. Su visión única cambió la industria del comic por siempre y todos aquellos que trabajan en este negocio continúan recibiendo las ventajas de sus importantes contribuciones. Fui honrado de llamarlo socio, mentor y estimado amigo a través de la mayor parte de mi vida. No veremos a nadie como él otra vez.

Giordano comenzó su carrera en los comics en Charlton en 1952. Él fue editor en DC Comics y artista/entintador por mucho tiempo, incluyendo entre sus trabajos como entintador al clásico Superman vs Muhammad Ali junto a Neal Adams y a la Crisis On Infinite Earths, y como editor ejecutivo de Watchmen y Dark Knight.

Fuente: MondoComic

Lula buscará libre comercio entre Mercosur y Palestina

Es el objetivo que pondrá como una de las prioridades de la presidencia pro témpore de Brasil en el bloque.

El presidente brasileño, Luiz Lula da Silva, busca crear un área de libre comercio entre el Mercosur y los Territorios Palestinos y Jordania, objetivo que pondrá como una de las prioridades de la presidencia pro témpore de Brasil en el bloque a partir del próximo semestre.

"Queremos hacer un acuerdo entre el Mercosur y otros países de Medio Oriente, porque nos interesa aumentar el comercio entre Oriente Medio y Brasil, y entre Oriente Medio y el Mercosur", manifestó Lula en su habitual programa de radio Café con el Presidente, según reportó la agencia de noticias Ansa.

Durante la gira que realizó la semana pasada a Medio Oriente, que incluyó Israel, Palestina y Jordania, el mandatario había afirmado que la formación de una zona de libre comercio con el Mercosur será una de sus prioridades cuando Brasil asuma la presidencia pro témpore del bloque suramericano, en el segundo semestre de 2010.

"Nosotros ya tenemos un acuerdo estratégico entre el Mercosur e Israel y queremos hacerlo con Palestina y con Jordania", reiteró hoy Lula.
La primera visita oficial de Lula a Medio Oriente buscaba como objetivo principal que Brasil participe en las conversaciones de paz de la región con un papel privilegiado, ya que el mandatario considera que estas negociaciones necesitan otros liderazgos, además del de Estados Unidos.

Según el jefe de Estado, la convivencia pacífica entre árabes e israelíes es un requisito previo para el desarrollo de aquella región.
"Sólo la paz puede permitir que haya desarrollo económico, distribución de renta y justicia social" aseveró Lula da Silva.

Fuente –>

Al próximo que me hable bien de esta lacra –en persona- lo mando al carajo estemos donde estemos.

17 de marzo de 2010

por Carlos Alberto Montaner

Carlos Alberto Montaner es periodista cubano residenciado en Madrid.

Para Lula da Silva, los presos políticos cubanos son delincuentes semejantes a los peores criminales encarcelados en su país. Lula, cruelmente, ha adoptado el punto de vista de su amigo Fidel Castro. Para el presidente de Brasil, pedir elecciones democráticas, prestar libros prohibidos y escribir en los periódicos extranjeros —supuestos "delitos" cometidos por los 75 disidentes apresados durante la primavera negra de 2003, condenados a penas de hasta 28 años— equivale a matar, robar o secuestrar.

Para Lula da Silva, el Dr. Oscar Elías Biscet, un médico negro sentenciado a 25 años por defender los Derechos Humanos y por oponerse al aborto, es sólo un criminal empedernido. Dentro de su curioso código moral es perfectamente comprensible la muerte del preso político Zapata Tamayo, o la posible muerte de Guillermo Fariñas, un psicólogo y periodista disidente, declarado en huelga de hambre para reclamar que liberen a 26 presos políticos severamente enfermos.

Los demócratas cubanos no son los únicos decepcionados con el brasilero. En la última etapa de su gobierno Lula da Silva está demoliendo la buena imagen que disfrutó al comienzo. Recuerdo, hace unos tres años, una conversación que tuve en Panamá con Jeb Bush, ex gobernador de Florida. Me dijo que su hermano George, entonces presidente de EE.UU., tenía una magnífica relación con Lula y estaba convencido de que era un aliado leal de Washington. Me pareció una ingenuidad, pero no se lo comenté.

Hace unos días, un ex embajador estadounidense, que prefiere el anonimato, me dijo exactamente lo contrario: "todos nos equivocamos con Lula; es un contumaz enemigo de Occidente y muy especialmente de EE.UU., aunque trata de disimularlo". Y luego, con cierta indignación, criticó la complicidad de Brasil con Irán en el tema de las sanciones a Teherán por el desarrollo de armas nucleares, el permanente respaldo a Hugo Chávez y la irresponsabilidad con que manejó la crisis de Honduras al propiciar el asilo de Manuel Zelaya en la embajada en Tegucigalpa, violando todas las reglas de la diplomacia internacional.

En realidad, el comportamiento de Lula da Silva no es sorprendente. En 1990, cuando fue derribado el Muro de Berlín, el líder del Partido del Trabajo se apresuró a crear el Foro de Sao Paulo junto a Fidel Castro para coordinar la colaboración entre todas las fuerzas violentas y antidemocráticas de América Latina. Ahí estaban las guerrillas narcoterroristas de las FARC y del ELN de Colombia, una docena de partidos comunistas de otros tantos países, el FSLN de Nicaragua, el FMLN de El Salvador y la URGN de Guatemala. Mientras en el mundo libre celebraban la desaparición de la URSS y de las dictaduras comunistas en Europa del Este, Lula da Silva y Fidel Castro recogían amorosamente los escombros del marxismo violento para tratar de mantener vigente el discurso político que condujo a esa pesadilla, mientras establecían una suerte de cooperación internacional que sustituyera el desvanecido liderazgo soviético en la región.

Lula, dentro de Brasil, sujeto por una realidad política que no ha podido modificar, se comporta como un demócrata moderno y no se ha movido sustancialmente de las directrices económicas que señaló el anterior presidente, Fernando Henrique Cardoso, pero en el terreno internacional, que es donde aflora su verdadero talante, su conducta es la de un revolucionario tercermundista de los años sesenta.

¿De dónde surgen esa militancia radical y ese perverso juicio moral? La hipótesis de un presidente latinoamericano que lo conoce bastante, de los que no tardará en dejar el poder, también decepcionado, apunta a su ignorancia: “este hombre es de una penosa fragilidad intelectual. Sigue siendo un sindicalista atrapado en la superstición de la lucha de clases. No entiende ningún asunto complejo, carece de capacidad para fijar la atención, tiene unas terribles lagunas culturales y por eso acepta el análisis de los marxistas radicales que en su juventud le explicaron la realidad como un combate entre buenos y malos”. Su frase final, dicha con cierta tristeza, fue lapidaria: “pareció que Lula, con su simpatía y por el buen momento que atraviesa su país, convertiría a Brasil en la gran potencia política latinoamericana. Falso. Ha destrozado esa posibilidad al alinearse con los Castro, Chávez y Ahmadineyad. Ya ningún país serio confía en Brasil”. Muy lamentable.

Artículo de Firmas Press

© Todos los derechos reservados. Para mayor información dirigirse a: www.firmaspress.com

—————————-

Y pensar que todavía hay imbéciles que se babean por este hijo de mil pu— creyéndolo el mesías de la economía.