Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Estado’

Medio país, algo así como 6 millones de chicos, hoy están sin clases porque los docentes, o en realidad los gremios, decidieron que hay que sabotear a Macri y a la mayor cantidad de opositores posibles y disfrazaron esta estupidez pre-electoral de reclamo salarial.

Los docentes chillan desde que tengo uso de razón, y no sin justificaciones, es cierto que les pagan nada, pero saben a lo que se atienen.

Hoy cualquier infeliz que no sirve para nada y termina el secundario, o algunos que tienen vocación, van a ir a anotarse a los distintos profesorados sabiendo lo que van a cobrar… y van a chillar dentro de 5 años cuando se reciban.

¿Son estúpidos, les falla, o se creen que van a hacer una excepción por ellos?, la salida es fácil: durante 10 años no tiene que anotarse nadie en ningún profesorado, y dentro de 10 años no va a haber docentes, y por las leyes simples de la oferta y la demanda van a tener que aumentarles el sueldo considerablemente.

La docencia también es profesión de tibios: gente que tiene miedo a arriesgarse en una iniciativa privada, pero que esperan dormir seguros sobre el colchón del estado, van a tener un sueldo a fin de mes. Pero bueno, esas son sus decisiones, sepan que el colchón es finito, y si lo compran, conociéndolo, no se quejen.

Pero estos “educadores” le hacen paro a Macri, y ninguno habla de que Macri tendría más plata si la Nación no lo saqueara, al igual que a todas las provincias que no se arrastran por limosnas. La plata de los docentes está en La Matanza y el resto del Conurbano. Dejen de llorarle a Macri y vayan a gritarle al que desvió los fondos para no terminar presos.

Claro que esta estupidez no termina acá, no, estos hijos del estado van a recibir un aumento del 25% en septiembre, seguramente, y en Octubre van a ir corriendo a votar a esta basura impresentable.

Y cuando estén cagados de hambre y la inflación los haga llorar, voy a volver a decirles que se jodan.

Ya me descargué contra los docentes llorones, ahora le toca al estado, que no deja de ser el responsable, por su propia existencia, de todo este caos.

Un pueblo educado es un pueblo que vota bien, y si vota bien es libre. Esto lo supieron los peronistas antes que nadie y por eso sistemáticamente se encargaron de destruir la educación, pública y privada.

Las escuelas no existen más como tales, hoy son aguantaderos, son comedores o peor, son centros de adoctrinamiento pseudo-izquierdoso que por una taza de leche vendieron el cerebro y la dignidad, creyendo que al gobierno le es un sacrificio eso.

En su lógica, esa taza es un sacrificio del gobierno, es “algo”, y por ese “algo” están dispuestos a votar de nuevo la misma basura. Quiero “todo”, pero se conforman con que les prometan “algo”, aunque después les dan absolutamente “nada”. Chillan, vuelven a prometerles y nada, y vuelven a chillar…

También está la imbecilidad suprema, aberrante, de que el estado subsidie a los colegios “privados”, desviando así fondos escasos que podrían usarse en lo otro hasta que el país funcione de modo tal para que se acaben las escuelas públicas.

Es un círculo alimentado solamente por ego. Padres pelotudos que desprecian al colegio público y quieren mandar a Jr. a colegio privado, pero se quejan si el colegio privado es caro, entonces el estado le saca plata a las destruidas escuelas públicas para pagarle los sueldos a los privados –que no son tan privados, pero cobran una buena cuota- y así tener a los padres de Jr. contentos con su ego para que no azoten cacerolas en Cayao y Corrientes, a las cuotas relativamente baratas y la inflación en términos del INDEC.

Ahora, si los padres de Jr. quieren que en el diploma de su hijo diga que salió de “St. Santodenombreanglo” que paguen por tal y no chillen, la educación no es un derecho como tal, es una opción, y la educación privada es un lujo por el que hay que pagar.

Esto da para más, el que quiera seguir agregando que agregue, y los docentes dejen de chillar. Tomen cartas en el asunto alguna vez. Arriésguense a algo, no se puede putear al colchón y seguir acostado.

Read Full Post »

Es noticia en varios medios del mundo las medidas que toman grupos fundamentalitas de ateos para desterrar de su vista toda referencia religiosa, incluso tratando de destruir tradiciones centenarias.

Personalmente sostengo que la separación de la Iglesia y el Estado es una necesidad fundamental en toda sociedad libre, ya que la relación de cada ser con su Dios, si cree en él, es privada y no puede ser regulada ni gravada.

De todos modos, la lucha de estos ateos emperdernidos sería medianamente válida si lucharan en todo el mundo contra la separación de todos los estados de la religión, no solamente donde saben que no van a cazarlos, como es el caso de España o Estados Unidos.

Me gustaría ver a estos fanáticos fundamentalistas, que intentan hacer lo mismo que denostan reemplazando una deidad con otra, hicieran estas alharacas en Irán, Arabia Saudí, o uno de esos países donde la libertad es un sueño.

Y no pasa solamente por ahí, porque no intentan que cada ser humano tenga su religión en privado, su movida pasa por eliminar el cristianismo, ya que tienen un odio visceral contra los 10 mandamientos, la Navidad y los símbolos que abundan en los países de Europa Occidental y América. No he visto quejas sobre el judaísmo, islamismo o budismo, ¿no es hora de que dejen de ser estúpidos y sean ateos en serio, o por fin se declaren anti-católicos?

La Iglesia Católica, igual que Estados Unidos, está imposibilitada por la corrección política impuesta por la progresía internacional a reaccionar contra todos los ataques, debe pagar por culpas ancestrales dejándose vapulear por cualquier imbécil, pero este criterio no aplica a otros cultos, credos, sectas o religiones.

Es fácil tirarle piedras a un león atado, pero se arrugan bastante a hacerlo con un perro suelto.

Read Full Post »

Otra prueba del fracaso estatal

Durante las minivacaciones que decidí que me merecía este fin de semana, y gracias a que se me quemó media PC por el deficiente, patético y deplorable sistema energético nacional que no aguanta un día caluroso, aproveché para pensar sobre varias cosas (varias horas sin luz llevan eso) y aproveché que viajaba con algunas personas que creen que estamos salvados porque el Estado (así con mayúscula, como Dios, para ellos) nos va  a salvar a todos de nosotros mismos, nos hará felices y se terminarán las injusticias producidas por estos capitalistas que seguramente tienen el gen del mal y trafican órganos.

De paso, esta misma gente es la que se desvive por apoyar a cuanta ONG existe, sean Greenpeace o AFULIC, o la de Individuos sin Perros que les Ladren en el Medio Oriente por culpa del Sol, qué sé yo, apoyan todo y consideran que las ONG son necesarias.

Mi planteo, en plena discusión, fue que las ONG son iniciativas privadas para hacer algo que el estado no hace (cuidar el medio ambiente, abrazar árboles, cuidar animales, investigación contra el cáncer, etc.), y que por lo tanto, ¿para qué pagar impuestos si el estado no hace nada y son los privados, unidos bajo una misma bandera (psicótica como Greenpeace o no), los que terminan salvando el día?

Contribuir a una ONG es voluntario, uno decide si ayuda la causa o no (por eso nunca donaría $1 a PETA o Greenpeace) pero pagar los impuestos para pseudo paneles de expertos izqauierdos es obligatorio, aunque no estemos de acuerdo con sus “investigaciones” y que sus conclusiones están basadas en falacias o mitos progresistas de la izquierda más bruta.

Si los estados funcionaran, las ONG no tendrían razón de ser; pero su existencia, desarrollo e importancia a nivel social demuestran, desde mi punto de vista, que el estado como ente salvador de los seres humanos fracasó, y que solamente entorpece y molesta.

No me molesta que las ONG existan, al contrario, las considero necesarias; lo que considero innecesario es pagar impuestos por un mal trabajo, que a la larga hace otro, lo hace mejor y sin obligar a nadie (se puede discutir sobre los medios fascistoides de algunas ONGs, como las ambientalistas, pero no viene al caso del post).

P.S.: A la larga, ONG es una palabra menos “derechista” que Empresa, pero hacen lo mismo y se manejan bastante parecido. Es todo cuestión de cómo se diga.

Read Full Post »